fbpx

Categoría: Arquitectura

El perfil del arquitecto técnico

Es común confundir o pensar que un arquitecto y un arquitecto técnico son lo mismo. Sin embargo, sus tareas son distintas. Por ello, en el artículo de hoy vamos a aclarar las dudas más comunes acerca de esta profesión. También veremos cuáles son sus tareas principales y qué hacer falta para trabajar como arquitecto técnico. Continúa leyendo para saber más y recuerda que puedes especializarte en el sector con nuestra oferta formativa especializada en arquitectura y obra civil.

¿Arquitecto o arquitecto técnico?

Lo que comúnmente conocíamos como aparejador, en el año 1964, pasó a denominarse Arquitecto Técnico debido a la titulación universitaria. Sin embargo, no es lo mismo que un arquitecto a secas.

El arquitecto es el autor del proyecto, controla generalmente la obra, encargándose de la dirección de una reforma desde el punto de vista más amplio. También Supervisa los aspectos técnicos, medioambientales, estéticos, las licencias y permisos, así como el cumplimiento de todas las condiciones del proyecto.

Por otro lado, el aparejador o el arquitecto técnico, se encarga de realizar una labor algo más puntillosa. Este profesional se encarga de controlar la calidad y la cantidad del proyecto que se está llevando a cabo. También se encarga de otras competencias como:

  • Dirección de ejecución material
  • Legalización de Obras
  • Dirección del Control de Calidad
  • Redacción y firma de estudios de seguridad y salud y redacción de planes de seguridad y salud
  • Coordinación de la Seguridad y Salud durante la ejecución de la obra
  • Estudios técnicos, urbanísticos y económicos
  • Mediciones, peritaciones, deslindes, tasaciones y valoraciones

Por otro lado, también figura el perfil del ingeniero. Sin embargo, debido al amplio abanico que abarca la ingeniería, resulta algo más complicado explicar, dentro de los proyectos de edificación o construcción, cuál es su labor principal. No obstante, podríamos definir al ingeniero como aquella figura fundamental en estructuras e instalaciones en edificaciones.

¿Por qué son primordiales ambas figuras en un proyecto?

Contar con la profesionalidad de ambos perfiles es imprescindible para que un proyecto se ejecute sin imprevistos. La Ley de Ordenación de la Edificación, reconoce ambos perfiles profesionales y diferencia lo que puede y debe hacer cada uno de ellos. Como veíamos anteriormente, el arquitecto es el director principal de la obra. Por otro lado, el arquitecto técnico es el director de ejecución de dicha obra. Además, también es imprescindible en otro tipo de proyectos como:

  • Obras de nueva edificación y otras construcciones
  • Ampliaciones, reformas, restauraciones o acondicionamientos
  • Refuerzos y consolidaciones
  • Conservaciones y mantenimientos
  • Obras de urbanización
  • Instalaciones
  • Demoliciones

Por ello, si queremos evitar problemas, retrasos u otros inconvenientes, ambos perfiles profesionales son necesarios en cualquier tipo de proyecto.

Competencias para ser arquitecto técnico

Aparte de una formación de calidad, el perfil de un arquitecto técnico requiere de ciertas cualidades:

  • Confianza en uno mismo, seguridad y decisión
  • Cuidadosos y meticulosas
  • Organizados, precisos y metódico
  • Con buen ojo para los detalles
  • Deben ser capaces de trabajar bajo presión
  • Deben ser resolutivos y resilientes, con capacidades para resolver problemas imprevistos al momento
  • Con capacidades de visión global
  • Deben tener conocimiento o facilidades para adquirir conocimientos técnicos e informáticos
  • Informados sobre normativas de seguridad y de edificios
  • Habilidosos a la hora de realizar presentaciones
  • Capaces de trabajar en equipo y con gran capacidad para comunicarse con personas a distintos niveles

Arquitectura, principales tipos de cocina

¿Sabías que en muchos países la cocina no es solo un lugar para cocinar o comer? En múltiples países del mundo la cocina es el punto clave de la vivienda, ya que la mayoría de las reuniones entre amigos o familiares se realizan en esa estancia. En el artículo de hoy, vamos a ver cuáles son los principales tipos de cocina que existen y cómo se distribuyen cada una de ellas. Continúa leyendo para saber más y recuerda que puedes especializarte en arquitectura con nuestra amplia oferta formativa en el sector.

Tipos de cocina, ¿qué debemos tener en cuenta?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elegir un tipo de cocina concreto es el uso o la función le quieras dar a dicha estancia. Para muchas personas la cocina es considerada la estancia más importante. Sin embargo, es en la que menos se invierte. También debes considerar es si vas a invertir mucho tiempo en cocinar. Si teletrabajas y cocinas a diario, o si por el contrario sueles comer fuera de casa y utilizas más la cocina los fines de semana o por la noche. Este punto es crucial, ya que te ayudará a diseñar una cocina cómoda, práctica y funcional dependiendo de lo que necesites. En este caso la ayuda de un profesional es de gran ayuda, ya sea interiorista o arquitecto sabrá plasmar tus ideas y conseguirá que se convierta en un espacio único.

Principales tipos de cocina

Cocina en línea

Este tipo de cocina está considerada la más tradicional y es la más recomendada para todas aquellas casas que tengan una forma rectangular. Entre sus ventajas destacan que se integra muy bien con otros espacios abiertos que haya en la vivienda, como por ejemplo un salón-comedor. Además permiten trabajar cómodamente, facilitando así la limpieza. Además, su instalación es barata y sencilla, por lo que si tienes un presupuesto bajo, sin duda será tu tipo de cocina estrella.

Cocina en paralelo

Este tipo de cocina es estupenda para aquellos espacios rectangulares que tengan un ancho bastante amplio. Lo recomendado es que haya una distancia de mínimo 1,20 m para poder trabajar tranquilamente entre las dos barras. Sin embargo no debe exceder los 2,70 m de ancho, ya que ralentizaría el trabajo. Son cocinas aptas para estar abiertas al salón comedor, sobre todo si se trata de una casa grande en la que la comunicación entre las diferentes estancias es primordial.

Cocina en L

Este tipo de cocina es ideal para aprovechar al máximo es espacio disponible. Además, visualmente son muy atractivas, por lo que también permiten una mayor adaptabilidad en caso de que se quieran unir con otros espacios como el salón o el comedor. Está recomendada para espacios casi cuadrados, en los que no se quieran poner armarios muy altos, pero en los que se necesite el mayor espacio y organización posible. Además, suelen ser muy prácticas a la hora de reemplazar electrodomésticos o en caso de reparaciones de averías. 

Cocina en U

Las cocinas en forma de U son las perfectas para espacios rectangulares y que sólo tienen un único acceso. Suelen ser cocinas muy amplias e ideales para familias numerosas. Permiten una gran libertad de movimiento, por lo que no tendrás problema para moverte y rebuscar entre los diferentes cajones. Si buscas una cocina sencilla, pero con una gran capacidad de almacenamiento y aprovechamiento del espacio, esta es la tuya.

Cocina con isla

Por último, la cocina con isla se ha popularizado mucho en los últimos años, ya que permite su belleza y claridad suele hacer que los clientes se decanten antes por ella que por cualquier otra. Es ideal para un tipo de cocina minimalistas, pero también para aquellas que sean de lujo. Sin embargo no está recomendada para los espacios pequeños. Se trata de una opción versátil, que si se plantea bien, puede incluso ir modificándose y adaptándose a las necesidades de los propietarios. Los muebles modulares o con rueda con muy populares en estos tipos de cocina.

Un punto a tener en cuenta, es que el tipo de isla que se elija determina las instalaciones que tiene que llevar. Es decir, si se elige una isla para ka vitrocerámica, se debe tener en cuenta también que no podrá moverse y que debe llevar la alimentación eléctrica o el gas necesario para su funcionamiento, aparte de la fuente de extracción.

.iguru_module_social #soc_icon_61ad2a70649501{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61ad2a70649501:hover{ color: #fd8283; }.iguru_module_social #soc_icon_61ad2a706496c2{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61ad2a706496c2:hover{ color: #fd8283; }.iguru_module_social #soc_icon_61ad2a706497a3{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61ad2a706497a3:hover{ color: #fd8283; }.iguru_module_social #soc_icon_61ad2a70649854{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_61ad2a70649854:hover{ color: #fd8283; }