fbpx

Categoría: Construcción

La importancia del servicios de un fontanero profesional

El fontanero, plomero o gásfiter se relacionó, casi hasta terminar el siglo XX, con la persona responsable en trabajar el agua, el gas, la calefacción y casi todos los fluidos, incluso con las instalaciones eléctricas. Aunque es uno de los oficios más básicos y necesarios en la sociedad, actualmente hay menos personas que sepan realizar este tipo de trabajos de manera adecuada. Por ello, hoy queremos hablar sobre la importancia de este oficio y todas las tareas que puede desempeñar. Así que, sigue leyendo o aumenta tus conocimientos en esta área y aprovecha todas las posibilidades de crecimiento que brinda nuestro Curso en Instalaciones de Fontanería y Calefacción.

¿Qué función cumple el fontanero?

Los fontaneros se dedican a instalar, reparar y mantener sistemas de agua fría y caliente con sus tuberías de agua potable y no potable. También, montan y mantienen los servicios sanitarios, los sistemas de calefacción y sus tuberías, y los sistemas de suministro de gas. De la misma forma pueden realizar trabajos de impermeabilidad de techos.

Todos estos servicios y trabajos pueden hacerlos en casas, edificios industriales, oficinas, comercios, barcos, trenes y aviones. Para ello, usan diversos tipos de herramientas manuales y eléctricas, incluyendo llaves, llaves inglesas, sierras, cortadoras y equipo de soldadura. Gracias a estos dispositivos, los fontaneros son capaces de cortar, doblar, unir y fijar materiales como plomo, cobre, alumnio, zinc, plástico y hierro. 

Otras de sus funciones básicas son:

  • Recogida de aguas pluviales y de aguas residuales en las viviendas.
  • Limpieza de tuberías, bajantes, arquetas, sifones.
  • Inspección de tuberías con cámara.
  • Localización con detector de los pequeños depósitos utilizados para recibir, enlazar y distribuir canalizaciones o conductos subterráneos.
  • Reparación de tuberías, desagües, roturas de bajantes, desatascos, grifería y filtraciones.
  • Suministro e instalación de lavabos, fregaderos, bañeras, platos de ducha, sanitarios.

Competencias necesarias en fontanería

El fontanero profesional debe reunir una serie de conocimientos, competencias y requisitos para realizar su trabajo adecuadamente y de la manera más segura posible. Por ejemplo, al usar herramientas afiladas, de corte o eléctricas, deben saber manejarlas a la perfección. Además, no deben sufrir problemas médicos, tales como desmayos frecuentes que puedan poner en peligro su vida o la de sus compañeros de trabajo. Otras de las aptitudes fundamentales son:

  • Habilidades prácticas adecuadas.
  • Trabajar a conciencia mediante las especificaciones establecidas y con la interpretación de planos y dibujos cuando sea necesario.
  • Buenas habilidades interpersonales, ya que debe reunirse con clientes en sus propios hogares constantemente.
  • Tener buena condición física, ya que es un trabajo que requiere esfuerzo físico al momento de reparar, instalar o dar mantenimiento.
  • Responsabilidad sobre su salud y la seguridad en esta industria.
  • Sentirse cómodo trabajando en las alturas.

¿Cuál es la importancia del fontanero?

La posibilidad de tener agua potable en el hogar no es un servicio que todo el mundo tiene de manera fácil. Hay países en los que las personas tienen dificultades para conseguirla o mueren por enfermedades provocadas por el consumo de agua contaminada. Por dicha razón, tener fontaneros capacitados en todas las sociedades es de vital importancia para mejorar una parte del problema. Además, muchas de nuestras tareas están relacionadas con el uso del agua, como lavar utensilios de la cocina, tirar la cadena, lavarse las manos, dientes y cocinar. Si no hay un acceso limpio a este recurso se procura llamar a un fontanero para que pueda solucionar este inconveniente.

Sin duda, la fontanería es una tarea básica para la vida diaria, ya que sin sus conocimientos tampoco se podrían arreglar los problemas que ocurren en el hogar que permiten cocinar, comer, ducharse, etc. 

 

Formación online para fontanero

Cualquier persona sin experiencia no podría desempeñar este rol, ya que se necesitan una serie de conocimientos especializados. Si no fuera así, la probabilidad de crear un desastre sería posible causando problemas más graves en el sistema de tuberías. Por eso, es importante estudiar y ampliar las competencias para desempeñar el trabajo como todo un profesional. 

Nuestro Curso online en Técnico en Instalaciones de Fontanería y Calefacción, dirigido a profesionales, técnicos y a todas las personas que estén interesadas en este ámbito profesional, ofrece el mejor temario en fontanería. Con este programa formativo podrás aprender los conocimientos necesarios y métodos prácticos sobre la reparación y mantenimiento de instalaciones de fontanería y calefacción. A través de sus contenidos y unidades temáticas conocerás los diferentes tipos de tuberías y sus características, reconocerás las averías de fontanería en general y aprenderás a repararlas. Por lo tanto, sabrás cuáles son los dispositivos, accesorios y complementos utilizados en las instalaciones de fontanería y calefacción.

Realmente, su metodología te ayudará a formarte de manera online o a distancia a tu ritmo y siguiendo tus propios horarios.

Riesgos laborales, definición y tipos principales

La prevención de riesgos laborales se define como el conjunto de actividades y medidas que tienen como objetivo evitar o disminuir las posibilidades de que algún trabajador/a pueda sufrir daños derivados de su trabajo. Conocer los principales tipos es imprescindible para crear un plan empresarial que evite cualquier riesgo y además cumpla con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. continúa leyendo para saber más y recuerda que puedes especializarte en el sector con nuestra formación como Coordinador de Seguridad y Salud.

¿Qué es la prevención de riesgos laborales?

Cuando hablamos de riesgos laborales, hacemos referencia a daños como lesiones, accidentes, enfermedades o patologías. El papel de la empresa en este sentido, es crear un plan de prevención con el fin de evaluar correctamente los riesgos que pueden existir en el lugar de trabajo. Este análisis preventivo específico lo determina la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

Sin embargo, bajo este concepto se engloban una gran variedad de situaciones, riesgos y una cierta complejidad. Desde el punto de vista de los trabajadores, también es casi obligatorio, conocer en mayor o menor medida los daños y riesgos a los que estamos expuestos. Para ello, existen diversas formaciones que dotan de información y concienciación acerca de los riesgos laborales a cualquier trabajador o empresario.

A continuación, vamos a ver en profundidad cuáles son los principales tipos de riesgos laborales.

Principales tipos de riesgos laborales

Riesgos Físicos

  • El ruido, produciendo una sensación auditiva generalmente desagradable, afecta directamente a la capacidad auditiva. Existen diversos tipos de medidas de protección dependiendo del tipo de trabajo que se ejerza.
  • Daños provocados por las vibraciones de todo tipo de maquinaria, pudiendo afectar a la columna vertebral, la zona abdominal y digestiva, jaquecas, etc.
  • Problemas de luz como el deslumbramiento, las sombras o los reflejos, por ello es importante los tipos de lámparas y los niveles de luz adecuados en cada puesto de trabajo.
  • Temperatura y humedad, que pueden suponer un gran  riesgo físico, pudiendo producir efectos adversos en la salud de los trabajadores.
  • Ondas electromagnéticas, que alteran al estado físico sin que nos demos cuenta en el ambiente.

Riesgos Biológicos

Son principalmente producidos por la posible exposición a microorganismos como los virus, bacterias, parásitos u hongos.

Riesgos Ambientales

Se engloban todos los riesgos laborales que no podemos controlar, ya que son causados pro daños o catástrofes naturales. Entre ellos también se recogen aquellos riesgos naturales como la lluvia, tempestad, inundaciones, terremotos, niebla y riesgos antropogénicos, que son los derivados de acciones y/o actividades humanas.

Riesgos Ergonómicos

Los principales factores de riesgo laborales ergonómicos son las posturas inadecuadas a la hora de llevar a cabo una tarea, el levantamiento de peso inadecuado, manipulación de descargas, movimientos inadecuados, etc.

Riesgos Psicosociales

Entre ellos destaca el estrés y el síndrome del burnout. Por ello es recomendable realizar movimientos y ejercicios para relajar la musculatura del cuello, espalda y brazos.  Además, debe realizarse a diario un descanso de 15 minutos para despejar la mente y caminar fuera del lugar de trabajo.

Riesgos Mecánicos

Son aquellos riesgos producidos por acciones que requieren el uso de cualquier tipo de herramientas. Mayoritariamente se trata de lesiones corporales producidas por golpes, quemaduras, cortes, cualquier tipo de contusión. Por ello, es imprescindible revisar la maquinaria en la que y con la que se trabaja. Los equipos deben estar con la etiqueta de la CE y cumpliendo unos requisitos que garanticen seguridad de cada una de las personas que los manipule.

Riesgos Químicos

Son aquellos daños producidos por procesos químicos como las alergias o asfixias causadas por la inhalación, absorción, o ingestión de sustancias químicas.

.iguru_module_social #soc_icon_628c9b7fa0ec01{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_628c9b7fa0ec01:hover{ color: #fd8283; }.iguru_module_social #soc_icon_628c9b7fa0ee52{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_628c9b7fa0ee52:hover{ color: #fd8283; }.iguru_module_social #soc_icon_628c9b7fa0ef33{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_628c9b7fa0ef33:hover{ color: #fd8283; }.iguru_module_social #soc_icon_628c9b7fa0efe4{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_628c9b7fa0efe4:hover{ color: #fd8283; }